LA DIÓCESIS DE TILARÁN LIBERIA HACIA ESTAR EN MISIÓN PERMANENTE

Desde que se inauguró la Misión Diocesana, el 4 de Enero del 2009, las vicarías foráneas y las parroquias han venido organizando y desarrollando diversas acciones de cara a la Gran Misión Continental, encarnándola en los territorios de nuestra diócesis de Tilarán Liberia.

Durante el año 2009 se desarrolló una semana de reflexión con el clero sobre contenidos y estrategias para la puesta en marcha de la misión. Luego, en vicarías y en parroquias se elaboraron materiales y documentos para la formación de los misioneros. En un tercer momento se realizó la capacitación de laicos y fueron enviados para que llevaran la misión adelante en todos los pueblos de la diócesis. Esta tercera etapa abarcó la última parte del 2009 y la primera parte del año 2010.

En cada reunión del Consejo Diocesano de Pastoral los Vicarios Foráneos y Párrocos dan un breve informe de lo que se ha hecho en cada una de las parroquias de la vicaría a su cargo, en el que se destacan las siguientes acciones: visitas casa por casa (censando y evangelizando); misiones intensivas con el apoyo de grupos misioneros externos (Hermanos Redentoristas, Apóstoles de la Palabra) e internos (matrimonios de la parroquia, grupos apostólicos, misioneros laicos); también se han realizado jornadas de oración por la misión diocesana con participación de la Infancia Misionera, enfermos y otros grupos parroquiales.

En el año 2011, en el marco del Año Jubilar, por los 50 años de la Diócesis de Tilarán Liberia y, teniendo como panorama de fondo el Año Mariano, por los 375 años del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, la Misión se intensificó, así como en el primer trimestre del 2012.

La catequesis no es ajena a estos acontecimientos ricos en Amor, Misericordia y Gracia de Dios. Los catequistas estamos llamados a vivirlos intensamente, favoreciendo el encuentro personal de cada uno de los catequizandos con Jesucristo. En este sentido, la catequesis debe ser más kerigmática, más misionera, es decir, que ayude a descubrir la acción de Dios, -que salva, que sana, que libera-, en la historia de cada una de las personas. Por eso, como parte de las acciones de acompañamiento y sensibilización ante la misión se realizó en Noviembre del 2010 un Encuentro Diocesano de Catequistas, centrado en el tema “Kerigma y Misión”. En Noviembre del 2011 otro Encuentro Diocesano centrado en el tema: “El catequista que yo quiero…”.

En el 2012 se han realizado talleres de formación para catequistas de Bautismo, Iniciación Cristiana (I, II y III nivel), Profundización (Iv, V y VI nivel), Confirmación y Matrimonio; así como un Encuentro de Kerigma, en la Curia Diocesana de Liberia.

“No tengan miedo”, nos dice el Señor, “¡Ánimo! Remen mar adentro…!”